Primera piedra del Hospital de Estepona

Día histórico, hito, entendimiento, colaboración, unión. Fueron las palabras más repetidas ayer en la colocación de la primera piedra del futuro Hospital de Alta Resolución de Estepona cuyas obras comenzaron el pasado 7 de junio y que es resultado del acuerdo entre administraciones pues el Ayuntamiento asume la financiación de la obra, 15 millones de euros, y la Junta de Andalucía lo equipará y dotará. La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, y el alcalde de Estepona, José María García Urbano, destacaron en el acto el buen entendimiento entre las instituciones para sacar adelante una infraestructura demandada hace décadas no sólo por los esteponeros, que deben trasladarse hasta Marbella para recibir asistencia hospitalaria, sino también por los vecinos de Manilva y Casares.

La consejera mostró su satisfacción por los avances en la construcción del Hospital de Alta Resolución que suponen «un paso más, y muy importante en la mejora de la atención sanitaria pública en la provincia de Málaga». Álvarez destacó las capacidades que tienen los Ayuntamientos para atender las inquietudes y demandas de la población y reconoció además la labor que realizan diariamente los profesionales en los centros sanitarios, «ya que la calidad de su trabajo está permitiendo a la sanidad pública andaluza ser referencia nacional e internacional».

Por su parte, el regidor de Estepona subrayó que la construcción y puesta en funcionamiento de este equipamiento es «un hito para Estepona», con la que, sin ninguna duda, «va a ser la infraestructura más importante de las últimas décadas». «Este Hospital de Alta Resolución de Especialidades ha sido la aspiración de la ciudad durante muchos años y, por tanto, es momento de celebrar con satisfacción lo conseguido», señaló.

García Urbano asegura que las obras concluirán en diciembre de 2018 y apremia a la Junta a que cumpla con su parte

El alcalde señaló que el nuevo hospital dará respuesta al 90% de las necesidades sanitarias de Estepona y evitará que mueran esteponeros en desplazamientos «porque el tiempo de reacción se reduce y es muy corta la distancia».

El regidor hizo hincapié en que el Ayuntamiento cumplirá su parte, tener lista la infraestructura en 18 meses, que es el plazo de ejecución. Y por ello pidió a la Junta que cumpla la suya: equipar el centro en cuanto terminen las obras. «Estoy completamente seguro que el SAS cumplirá sus compromisos y de la manera más ágil posible cuando las obras concluyan, su tarea de recepcionar el edificio, dotarlo y ponerlo en marcha».

García Urbano aprovechó para pedir a la consejera que en los presupuestos de la Junta de Andalucía del 2018 se contemple alguna partida para este fin «porque nosotros vamos a cumplir los plazos y estará terminado a finales de 2018». Esta dotación es tan importante para el equipo de gobierno que va a colocar una valla en el centro de Estepona con un marcador de cuenta atrás que indicará el tiempo que resta para concluir las obras. «Así que somos todos víctimas de ese contador y de ese cronómetro», advirtió.

El arquitecto, Antonio Herrero, también resaltó el acuerdo entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía para sacar adelante un proyecto que ya estaba redactado en 2007, y quedó paralizado por la crisis. Diez años después, gracias al entendimiento, se ha puesto en marcha, «como una gran y eficaz colaboración entre administraciones que por encima de otros intereses han unido esfuerzos para conseguirlo», resaltó. El responsable del diseño del hospital explicó que será un edificio «nada convencional» con cinco brazos y tres patios interiores. La infraestructura estará preparada para admitir ampliaciones sobre la última planta. El exterior irá recubierto de piedra blanca y e interior ladrillos vidriados blancos. Por su sostenibilidad y eficacia energética consideramos que estará a la vanguardia de la arquitectura».

Ir arriba